“Dale al Coco cierra por vacaciones. Qué maravilla. Por fin. Tiempo libre, buena compañía…

Tras un duro año de investigaciones, ¿qué mejor que una escapada con los colegas? Unos días para desconectar, buen rollo… Os lo merecéis, ¿qué puede salir mal?

Además, un equipo reputado como es el vuestro, curtido en mil batallas, preparado para cualquier situación… ¿o no?

¿Qué demonios os pasó en el viaje? ¿De verdad pensabais que ibais de vacaciones?”

Llegamos a Dale Al Coco con muchas expectativas puestas en esta sala, estaba envuelta en un aura de misterio y de incertidumbre de no saber lo que nos esperaba. ¿Realmente íbamos a un hotel de vacaciones?, o quizás, ¿desconectar de todas las aventuras de escapismo vividas?. Teníamos muchas ganas de hacer esta sala y aquí os damos nuestras impresiones.

Entramos a Dale Al Coco y con un rollo muy veraniego en sus paredes y de desconexión, nos recibe su Game Master. Nos hace rellenar un escrito donde aceptamos la protección de datos y nos explica un poco en el lugar donde vamos a estar de vacaciones. Estábamos preparados para el jacuzzi y las playas cristalinas del atlántico tropical, muy merecido después de un largo recorrido en nuestras investigaciones por casas de personas no muy cuerdas, escondites de hackers muy sofisticados y naves muy divertidas.

Nos mandan esperar unos segundos para entrar en nuestras vacaciones cuando de repente aparece una persona un tanto extraña. La introducción a la sala es uno de esos puntos fuertes de los que siempre hablamos en nuestras reviews y la cual nos gustó mucho. Un currazo que desde aquí agradecemos al Game Master y que nos gusta que las salas nos sorprendan de esta forma. Un papel inmersivo en el que tu serás protagonista de la historia y donde van a interaccionar mucho con el grupo. Sin darnos cuenta ya estábamos dentro de la sala, pero antes, teníamos que decidir una cosa muy importante que iba a marcar el devenir de nuestro grupo. Cuando lo hagáis sabréis de lo que hablamos A-MI-GOS.

Ya dentro de la sala la ambientación está muy muy currada. Ya nos habíamos encontrado con este tipo de ambientación en otras salas pero aquí la vemos más completa en su primera fase del juego. Es cierto que había algunos elementos de la ambientación que con el paso del tiempo y de los grupos (por tocar donde no se debe tocar) se veía algo perjudicada, nada como un poco de mantenimiento para arreglarlo. Esta ambientación te transporta realmente al lugar que le corresponde, aunque hay un momento que nos pareció salirnos del juego porque la ambientación no estaba acorde o no tenía la concordancia con el resto de la sala. La ambientación en el tramo final del juego nos recordó a una sala que ya habíamos realizado anteriormente, aunque está muy conseguida y es muy realista, lleva su trabajo.

Con respecto a las pruebas tenemos que decir que están muy bien integradas en toda la ambientación. Nos encontraremos con algún candado pero sobre todo con mecanismos eléctricos. Pruebas muy bien desarrolladas y acordes a la temática que requiere la sala, aunque bien es cierto que nosotros algunas de esas pruebas ya las habíamos hecho en otra sala anteriormente. Nos parece curioso como alguna prueba y alguna sala del juego tengan tanto parecido con la anteriormente nombrada. Será mera coincidencia, aunque es muy difícil hacer dos pruebas exactamente iguales y aquí nos dio esa sensación. Por otro lado, hay mucha variedad de pruebas diferentes y el resto son muy originales.

La dinámica de juego es lineal. Podemos y debemos separarnos para avanzar más rápidamente en la historia, a excepción de la primera parte del juego, en el resto de la sala no paras. Es un juego muy cooperativo donde unir y separar fuerzas en el momento preciso da fluidez y no te frustra.

El nivel de dificultad en nuestra opinión es medio. Nosotros fuimos 4 personas y salimos con tiempo suficiente. Es posible que a los primerizos se les haga mucho más difícil esta sala por el tipo de prueba. Nosotros la recomendamos para 4 personas.

El sistema de pistas es un walkie, totalmente acertado y que no desentona para nada con la temática de la sala. Las pistas muy bien llevadas y acertadas, en su tiempo justo y sin resolvernos ninguna prueba.

Desde aquí dar las gracias a los chicos de Dale Al Coco por hacernos pasar unas vacaciones tan bonitas y relajadas. Hacer mención especial al Game Master que se lo curra bastante y hacer una inmersión de la sala muy chula. Nos ha gustado mucho la experiencia.

Puedes consultar la posición de esta sala en nuestro Ranking.

¿Vacaciones?

Dirección: Calle San Cayetano, número 3, Madrid

Web: https://dalealcocoroomescape.com

Personas: de 2 a 6.

Precio: 60,00€ – 108,00€