”Una emocionante aventura de cuento, donde una malvada bruja tiene secuestrados a dos niños en su dulce morada.

Érase una vez, una familia que tenía dos hijos, un día salieron a jugar al bosque y se perdieron, buscando como regresar a casa encontraron una Casita de Chocolate, habitada por una malvada bruja que los secuestró. Necesitamos que os adentréis en el bosque y rescatéis a los hermanitos sanos y salvos.

¿Seréis capaces de resolver todos los acertijos, puzzles y enigmas, que la bruja ha elaborado, y salvar a los niños?”

Llegamos a King Key preparados para entrar en su Casita de Chocolate con la curiosidad de saber de qué manera han podido currarse ese tipo de ambientación y cómo podían integrar todas las pruebas en ella.

Nos recibe Mónica, Game Master y dueña de la empresa. Nos explica rápidamente la historia que rodea a esta sala y que está directamente relacionada e inspirada en el cuento de Hansel y Gretel. Una introducción donde no nos encontraremos con un personaje o actor, algo que poco a poco ya se estaba implementando en las nuevas salas de la Región y que aquí no se ha llegado a ese punto de innovación. Sabemos que todo el mundo no se encuentra preparado para ese tipo de introducciones pero creemos que podrían darle una vuelta para que el grupo entre con una inmersión mayor a la sala.

Nos disponemos a entrar a lo que iba a ser nuestro juego durante 60 minutos y lo hacemos de una manera diferente. Este tipo de entrada ya la habíamos realizado en otras salas y no fue una sorpresa pero fue un acierto, ya que cuando entramos se activó uno de nuestros sentidos diciéndonos que estábamos muy cerca de esa casita de chocolate. Este tipo de detalles nos gustan mucho y se nota que es un juego creado por jugadores.

Con respecto a la ambientación tenemos que decir que está bastante currada y conseguida, aunque nuestra impresión fue que va de mas a menos conforme vas avanzando en el juego. Es una sala amplia y donde su primera parte fue la más sorprendente y conseguida, todo está perfectamente tematizado y no encontramos que pueda haber nada fuera de lugar. Si bien es cierto que, bajo nuestro punto de vista, la mitad y final del juego nos hubiera gustado que todo estuviera mucho más recargado y poder tener la sensación de ”empacharnos” de ambientación. Con todo esto, pensamos que han elegido una temática diferente y que a muchos sorprenderá.

Nos vamos a encontrar con todo tipo de pruebas, desde candados y mecanismos eléctricos hasta pruebas de deducción, las cuales en algún momento podríais tirar de papel y boli. Son pruebas bastante tradicionales y que ya habíamos hecho en otras salas, aunque hubo un par de ellas que nos sorprendieron y que integran bastantes componentes de la ambientación. Al igual que la ambientación, creemos que estas pruebas van de más a menos conforme vamos avanzando en la sala y, en concreto, vimos una cierta similitud a la hora de realizar dos de ellas. En este apartado queremos recalcar que hay que ser muy prudentes con esta sala y sus pruebas, ya que integran muchos elementos delicados de la ambientación y que pueden romperse con cierta facilidad, cuidado.

La dinámica de juego es de una sala tradicional y aunque en su mayoría es una sala lineal, puede que haya algún momento en el que sea necesario volver atrás. Nosotros fuimos 3 personas y nos resultó una sala bastante fluida la cual, en nuestra opinión, tiene un nivel de dificultad medio/bajo. Es una sala bastante redonda en cuanto a cantidad de pruebas por espacio y de la que pudimos disfrutar sin necesidad de carreras.

Muy recomendable para grupos con poca experiencia y que puedan terminar de engancharse mucho más a este mundo. Para los más expertos, es una sala con una buena jugabilidad y diferente en cuanto a ambientación. Para los peques (+10 años) puede ser una sala divertida por temática y ambientación, aunque la parte final no está diseñada precisamente para ellos. Si vuestra opción es ir con niños u organizar cumpleaños, diríamos que siempre acompañados por adultos ya que los elementos que integran la sala son delicados y hay que ser prudentes, más aún si vais con niños.

El sistema de pistas es diferente y original, aunque contiene un elemento básico y tradicional muy bien integrado.

Para terminar queremos hablar de la Game Master. Muy correcta en todo momento, creemos que la experiencia es un grado y ella como jugadora maneja muy bien los tiempo de la partida y nos brindó en cada momento la ayuda que necesitábamos.

Desde aquí queremos darle las gracias a Mónica y Lorenzo por el trato recibido de principio a fin. Pudimos disfrutar de una larga y tendida conversación sobre nuestras experiencias en el mundo del Escape Room, da gusto encontrarse con personas jugadoras que con el tiempo han decidido emprender esta nueva aventura dentro de este fantástico mundo.

Puedes consultar la posición de esta sala en nuestro Ranking.

Dirección: C/ García Lorca Nº 35, Molina de Segura – Murcia

Web: https://www.kingkeyescaperoom.com

Personas: de 2 a 6.

Precio: 40,00€ – 66,00€