Reviews

Los Años Oscuros – The X Door

The X Door

”En 1924 algo terrible sucedió en el Internado de San Patricio. Dos niños desaparecieron sin dejar rastro. Nunca más se supo de ellos. Es hora de conocer la verdad.”

Llegamos a The X Door con muchas ganas de jugar esta sala y donde ya desde por la mañana temprano nos habla Guillermo, dueño y Game Master, preguntándonos si queríamos ir un poco antes para aprovechar el día. Un gran detalle por su parte ya que sabía que estábamos de ruta y se lo agradeceremos enormemente.

Nada mas llegar, a la hora acordada, nos recibe Guillermo. No nos vamos a encontrar con el local tematizado o ambientado acorde con la sala ni nada parecido, todo se trata con normalidad, dejamos nuestras cosas en unas taquillas y nos sentamos. ¿Por qué contamos todo esto? porque desde que nos sentamos a escuchar la espeluznante historia de esta sala todo cambia.

Nos encontramos con una introducción super inmersiva y desconcertante. No nos encontramos en un lugar ambientado, ni con un personaje tematizado, pero en ese momento daba igual porque Guillermo cuenta la historia de una manera en la que no puedes dejar de escuchar y, aun así, nosotros entramos inmersos totalmente en la historia. Todo lo que nos contó y, sobre todo, la forma de contarlo, hace que todo sea creíble, todavía no sabemos lo que es real y lo que no, aunque… ¿quién dice que no sea real?

Nos disponemos a entrar en la sala y lo primero que nos llama la atención es la atmósfera tenebrosa e inquietante con la que cuenta y que, hasta que no pasas un tiempo dentro, cohibe bastante. La ambientación en general es increíble, todo está perfectamente ejecutado y estudiado para que nos sintamos realmente dentro del marco histórico y conceptual de la historia. Los materiales son reales y son totalmente acertados para hacernos creer que estamos dentro de un internado, muy bien conservados y en buen estado. Una parte que nosotros consideramos importante dentro de este apartado es que vamos a tener que interactuar mucho con esta ambientación, no nos encontraremos pegatinas ni nada por el estilo que nos indique que no podamos tocar. Como siempre, pedimos prudencia a los grupos a la hora de jugar con esta ambientación, es muy chula y está muy currada, así que dejémosla tal y como nos la hemos encontrado para que el resto de grupos puedan disfrutarla tanto como nosotros. Creemos que la ambientación es uno de los puntos fuertes de esta sala.

Con respecto a las pruebas, nos vamos a encontrar desde candados y combinaciones, hasta mecanismos eléctricos muy conseguidos y originales. Como no podía ser de otra manera, estas pruebas están muy bien integradas en la ambientación y temática de la sala, no encontramos nada fuera de lugar o que no se adapte al marco histórico que nos encontramos. Para realizar estos juegos necesitaréis mucha comunicación y coordinación con vuestro equipo, será necesario dividir fuerzas para poder avanzar más rápidamente en la sala y una concentración que, aunque puede truncarse en ciertos momentos, será necesaria para completar determinados puzzles. Variedad y originalidad al servicio del cliente, donde nos sorprendieron y divirtieron a partes iguales.

Ahora, hablaremos un poco de la dinámica de juego y esos momentos de terror que adjunta esta sala. Bajo nuestro punto de vista, creemos que es una sala con una dinámica bastante clásica y lineal, muy acertada por otra parte ya que todo el equipo podrá disfrutar de las pruebas y verlo todo. Dentro de esta básica manera de llevar un sala, nos vamos a encontrar con la que es la mejor transición entre estancias que hayamos vivido hasta ahora en una escape room. Y es que, esa transición arrancó mas de un ”¡¡NO PUEDE SER!!”, explotando en nuestras cabezas la dimensión espacio-temporal y desubicándonos totalmente, todavía estamos eufóricos. Con respecto al factor terror, nos vamos a encontrar con muchos elementos de este género. Juegan mucho con la luz, el ambiente y alguna que otra presencia dentro de ese internado, algo que a nosotros nos gusta mucho. Podríamos catalogarla perfectamente en el género terror, pero un terror bajo (creemos que premeditado por sus creadores), que cohibe, pero en nuestro caso no llegó a frenarnos en ningún momento.

El nivel de dificultad lo catalogaremos de medio, aunque para grupos poco experimentados y la gran cantidad de pruebas, sumada a ese factor miedo o la tolerancia al miedo de cada persona, puede hacerse realmente difícil escapar.

El sistema de pistas es el que ya nos estamos encontrando en la gran mayoría de salas más innovadoras o actuales, de los que nos gustan a nosotros y donde se podría integrar en casi cualquier sala.

Para terminar, hablaremos del Game Master. Bajo nuestro punto de vista, se nota que Guillermo es amante de este mundo, en todo momento supo cómo actuar dentro y fuera de su sala. Cada pista, cada detalle, estuvo a la altura de una de las salas Top en Valencia, desde nuestra humilde opinión. Dentro de este apartado queríamos aprovechar para ensalzar uno de los sustos estrella de esta sala, nunca lo habíamos vivido en otras experiencias y nos parece super original.

Enhorabuena por el trabajo que haces desde el primer momento hasta el último y gracias por el trato recibido hasta el final.

Puedes consultar la posición de esta sala en nuestro Ranking Comunidad Valenciana, Top de Rankings y Ranking de terror.

Dirección: Literato Gabriel Miró 25, bajo, 46008 Valencia

Web: http://www.thexdoor.com/inicio/

Personas: de 2 a 6.

Precio: 60,00€ – 90,00€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *