Reviews

Matmurah – Perdidos en el Tiempo Escape Room

”Año 1260, Murcia, España.

Yo, Don Alfonso, por la gracia de Dios rey de Castilla y de León, ordeno el arresto de todos los caballeros de la orden que lleva mi nombre. Haciendo llegar esta carta a los culpables, se les hace saber que quedan arrestados por los siguientes cargos.

·Apropiación del oro de la corona.
· Engaño y fraude.
· Alta traición al rey.

Por consecuencia, y por los poderes que me concede mi cargo, exijo pena de muerte para los acusados. Que Dios los tenga en su gloria.

ALFONSO X REY DE CASTILLA Y LEÓN

Llegamos a Perdidos en el Tiempo con muchas ganas de saber cómo iba a ser la experiencia y el factor innovación en una sala que estaba por abrir, en la que ayudaríamos, dentro de nuestras posibilidades, a mejorar algún que otro aspecto en su fase test. No teníamos ningún tipo de referencia ya que nadie la había jugado antes o, por lo menos, que nosotros conociéramos. Lo que sí sabíamos es que Noelia es una jugadora con las ideas claras.

Nada más tocar el timbre empieza la introducción, una conversación donde nos explican los candados y las normas clásicas de un Escape Room. Nuestra experiencia no fue la más inmersiva en este apartado, pero sabemos que en una fase test todavía faltarían detalles por pulir y trabajar. En este caso, una vez que esté abierta la sala al público, nos encontraremos con un personaje tematizado creando una atmósfera de misterio, algo que vemos muy acertado por parte de la empresa y que meterá de lleno al grupo en la historia desde el principio, o esa es la idea. Aun así, todavía queda alguna sorpresa que nos hizo aumentar la inmersión antes de comenzar el juego.

Lo primero que nos llama la atención es la ambientación de la sala, nos encontraremos en un calabozo ya que hemos sido arrestados y encerrados. Esta ambientación está muy trabajada y conseguida, desde luego no era algo que nos esperábamos desde un principio y nos sorprendió muy gratamente. Tenemos que decir que la gran mayoría de cosas que integran la sala son artesanales, cuidadas al detalle y con unas terminaciones muy profesionales. Todo está escogido pensando en los detalles y, lo más importante, bajo nuestro punto de vista, tematizado e integrado en el siglo XIII.

El mobiliario está en perfectas condiciones y creemos que seguirá siendo así con el paso del tiempo ya que cuenta con materiales que, a priori, aguantarán muy bien las sesiones venideras. La luz es otro de esos factores por los que esta ambientación destaca, en nuestra opinión, creemos que es el ambiente perfecto, aunque es posible que haya personas que les cueste más adaptarse. Pensamos que este apartado es uno de los mas destacables en esta sala, se nota el cariño y la dedicación con la que han trabajado.

Con respecto a las pruebas, nos vamos a encontrar en su gran mayoría con candados, mecanismos clásicos y algún que otro mecanismo eléctrico. Creemos que la abundancia de candados clásicos es acertada ya que el marco histórico data del año 1260. Estos candados están bien tematizados, en la medida de lo posible, e incluso os encontraréis con otros que nunca habéis visto, sí chicos, después de un amplio recorrido por salas de escape aprendimos a utilizar nuevos candados. Esto no queda aquí, nos encontramos con cerraduras y mecanismos clásicos artesanales muy originales, en los que será necesario interactuar y observar muy bien nuestro entorno para poder desbloquearlos.

Creemos que en este aspecto han ido un paso por delante a la salas clásicas donde los candados son la base, introduciendo aspectos muy originales a algo básico como puede ser una cerradura. Estas pruebas también integran enigmas y rompecabezas varios que hacen aumentar esa fluidez dentro del juego y que llaman la atención a los más jugones. Para terminar con este apartado, queremos destacar la buena integración de estas pruebas en la ambientación de la sala, es cierto que puede haber algún que otro candado que desentone un poco, pero están manos a la obra para solventar esto.

La dinámica de juego es no lineal, nos encontraremos con objetos que tengamos que utilizar más tarde o incluso cercanos al final de la experiencia. Pensamos que es muy importante la organización y gestión de las pruebas, así como la observación y búsqueda de objetos que nos ayuden a completarlas. Una sala que invita a la separación del grupo para avanzar más rápidamente en el juego, pero que será necesaria la colaboración de todo el grupo para completar una prueba que os llevará más tiempo de lo normal realizar.

Nosotros junto a Cryptic Escape Room y Enigroom fuimos 5 personas saliendo con un tiempo sobrante de 10 minutos aproximadamente en una sala de 75 minutos, en cuanto a espacio y cantidad de pruebas estuvimos muy cómodos, todos hicimos una cantidad de pruebas considerable ya que el juego fuerza a esa colaboración del grupo. Sin embargo, creemos que el número perfecto para escapistas con un largo recorrido en el Escape Room es de 3/4 personas.

El nivel de dificultad lo catalogaríamos de medio/alto, esto lo decimos en base a las pruebas y el tiempo que conlleva realizar algunas de ellas. Para grupos con poca experiencia y con una buena organización, recomendamos la sala para 5/6 personas, insistimos, buena organización.

El sistema de pistas es el que nos solemos encontrar habitualmente, integrado en cualquier sala y temática. No podemos decir que es el más original pero sí es correcto bajo nuestro punto de vista.

Por último, tenemos que hablar de nuestra Game Master y dueña de la empresa. Noelia ha llevado un trabajo considerable para plasmar sus ideas en esta sala, sabemos que la gran mayoría de cosas han sido diseñadas y ejecutadas desde Perdidos en el Tiempo, algo que nosotros valoramos mucho y queríamos ensalzar. Su trabajo como Game Master es muy bueno, en cuanto le dedique un poco más de tiempo en esa introducción será una sala muy redonda. Las pistas fueron acorde en cada momento, se nota que es jugadora y sabe en qué momento dejarnos jugar o darnos alguna ayuda extra.

Muchas gracias a Perdidos en el Tiempo por confiar en nosotros para probar Matmurah en su fase test y por el trato recibido desde el primer momento.

Puedes consultar la posición de esta sala en nuestro Ranking Región de Murcia.

Dirección: Dirección: Calle Vistalegre nº 30

Web: https://perdidoseneltiempo.es

Personas: de 2 a 6.

Precio: 40,00€ – 90,00€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *